Seleccionar página

Menú cromático de Paul Auster

Nov 24, 2017 | Arte, Diseño

Paul Auster a principios de los 90 aceptó el reto por parte de Sophie Calle de crear un personaje inspirado en ella, lo situó en su novela Leviatán bajo el nombre de la enigmática Maria Turner, mujer de curiosas costumbres.

Leviatan-paul-austerGuardaba todos los regalos que recibía de forma cronológica y sin desenvolver. Cada cumpleaños invitaba un número determinado de personas, exactamente los años que cumplía. Y algunas semanas seguía una dieta cromática, solo comía alimentos de un solo color cada día.

Según Auster, por ejemplo los lunes comía naranja, zanahorias, melones cantalupo, camarones cocidos. «Martes, rojo: tomates, caquis, steak tartar. Miércoles, blanco: lenguado, patatas, requesón. Jueves, verde: pepinos, brécol, espinacas. Y así sucesivamente hasta llegar a la última comida del domingo».

Esta costumbre llamó la curiosidad de la artista Sophie Calle que decidió plasmarlo en un proyecto artístico, para el cual asumió el comportamiento de Maria Turner.

«Para hacer como Maria durante la semana del 8 al 14 de diciembre de 1977, comí naranja el lunes, rojo el martes, blanco el miércoles y verde el jueves», explicaba Calle.

Paul Auster no detalla todos los días, por lo que Sophie Calle se tomó la licencia poética de rellenar ese vacío por su cuenta.

«Decidí que el amarillo correspondiera al viernes y el rosa al sábado. En cuanto al domingo, utilicé todo el espectro de colores y puse a disposición de seis invitados los seis menús que probé durante la semana».

Igualmente la artista decidió introducir algunas variaciones en los menús, añadiendo aquellos que faltaban o cambiando algunos que usaba Auster por otros que a ella le parecio más apetecibles o más estéticos.

«Paul Auster olvidó mencionar las bebidas, así que completé el menú del lunes con zumo de naranja. En el caso del martes, como no estaba contenta con el color amarillento de las patatas, añadí arroz y leche».

La intención de Sophie Calle fue crear bodegones lo más uniformes posibles en cuanto a cromatismo y formas posible, trabajándolas de una forma muy minimalista, con estructuras en el espacio muy delimitadas; cada objeto tiene su lugar y están colocadas al milímetro. Estas composiciones fueron fotografiadas más tarde y presentadas como The Chromatic Diet,  recopilado en el libro Double Game, el que también se incluye The Gotham Handbook, una segunda colaboración entre el artista y Paul Auster.Calle-AusterEn este caso se giraron las tornas y el reto se lo lanzó Auster a Calle, que debía crear una instalación en las calles de Manhattan.

Ella, ni corta ni perezosa, procedió interviniendo una cabina telefónica. Cada día, dejaba en su interior flores, un cuaderno de notas, material de escritura, monedas, agua, cigarrillos y otros objetos. Al día siguiente, reponía lo que faltaba y documentaba lo sucedido el anterior. Así hasta que los responsables de la compañía telefónica retiraban todo el contenido.

                           instalación-artísticainstalación-artística

 

 

 

 

THE CHROMATIC BOOK

Translate »

Pin It on Pinterest